Home » Relación continua entre teoría y práctica

Relación continua entre teoría y práctica

La caracterización y tipos de asignaturas se establece a partir de sus propósitos particulares, así como de los contenidos y metodología de trabajo que cada una de ellas plantea dentro de la formación y desarrollo académico del estudiante.

Así, para la totalidad de las áreas, se requiere de una relación continua de la teoría a la práctica y de la práctica a la teoría, garantizando con ello no sólo la interpretación de un personaje de una obra específica,  sino el análisis de los aspectos teórico- conceptuales que se necesitan para comprender la globalidad del fenómeno teatral en general y la práctica actoral en particular.

Lo anterior explica el por qué, bajo los principios pedagógicos y disciplinarios de la educación que brinda La Casa del Teatro, no existen materias exclusivamente teóricas en este plan de estudios.
Este criterio pedagógico pretende subrayar el carácter práctico comprendido en el concepto fundamental de poiesis, que entiende que en la dimensión poética del teatro, pensar es hacer.

La posible confusión terminológica proviene de la habitual confusión entre los conceptos poiesis y praxis, ya que en las taxonomías habituales de los diseños pedagógicos sólo suele entenderse por praxis, la necesaria oposición a teoría como episteme.

Justamente en esta concepción poética sólo resulta epistemológico lo poiético. La formulación de Artaud tantas veces citada en nuestra fundamentación expresa elocuentemente este cambio conceptual en la taxonomía pedagógica:  el teatro es metafísica en acción.

A fin de ser congruentes con los principios y directrices sustantivas de la educación teatral, se consideró que para lograr el dominio de los aspectos teóricos, conceptuales y metodológicos del quehacer actoral; se requiere del estudio individual  y/o grupal independiente de las clases en el aula, por lo que se establecieron también créditos de práctica teatral, entendida como las actividades de estudio individual y sistemático que el alumno realiza fuera del aula, de acuerdo con las horas semanales mínimas que requiere realizar para lograr un adecuado desarrollo.